,

Bici-bar

Se trata de un carro que se pasea por lugares turísticos, movilizado por el pedaleo de los comensales de la barra y dirigido por un chofer completamente sobrio.

La idea nació en los Países Bajos en la década del ’90, pero se ha expandido de manera sostenida hasta convertirse en tendencia en países como Estados Unidos y España. PedalPub lo bautizaron en Minneapolis, das BierBike en Alemania, the Pedibus en Londres y la Fietscafe en el noreste de Europa. Tantos nombres como reglamentos distintos tiene este transporte que se adapta a las normas sobre alcohol y vía pública de las más de 30 ciudades en las que está ubicado.

En general, consiste en un carro con capacidad para 12 a 18 personas, donde hay un chofer y un barman y el resto de los asientos es para que los usuarios de la bicicleta-bar la echen a andar. Algunos vienen con motor-ayuda, otros con sillas libres para quienes no tienen buen acondicionamiento físico, otros hacen un recorrido fijo por lugares turísticos y hay algunos en los que ni siquiera se puede beber. Cada ciudad con sus reglas. Pero el factor común es que quienes están pedaleando, logran reunir buena conversación, conocer una ciudad y hacer deporte, en un solo lugar.

La bici-bar más popular es la de Estados Unidos. La trajeron a sus calles dos amigos que se dedicaban a hacer cerveza artesanal y ahora la venden en los barriles móviles. El requisito para subirse al PedalPub es tener más de 21 años y pagar entre USD 25 y USD 30 por persona, lo que te permite beber hasta dos litros de cebada. El paseo dura dos horas y está acompañado de música que proviene del techo y de la barra. El tema no es romper récords de velocidad, por lo que el carro es capaz de alcanzar máximo los 8 km/hr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *